Ciudades inteligentes por entornos locales

Lo que hace a Ciudades inteligentes por entornos locales no son las tecnologías de los objetos y el Internet de las cosas como hasta ahora se creía, es su cultura, esa forma en que la gente hace sus actividades diarias para darle sostenimiento a sus vidas.

Desde hace cincuenta años, diversas empresas han llevado a cabo ambiciosos proyectos de infraestructura tecnológica para imponer desde Arriba la cultura de la ciudad inteligente, terminando muchos de ellos decepcionados al no lograr comprometer a un sector representativo de la comunidad, la gente. ¿Por qué ocurre este fenómeno social de falta de compromiso?

El escaso compromiso social voluntario alrededor las ciudades inteligentes por entornos locales.

Nunca antes la humanidad había tenido más ansiedad como hoy por lograr comprender el comportamiento humano. Los seres humanos somos de naturaleza caótica.

Es imposible predecir el comportamiento humano dentro de un mundo que lo rodeo enteramente multidimensional y multifactorial. Queremos decir con esto que todo está entrelazado en cuanto a las dimensiones: Política, económica, social, ambiental, tecnológica, psicológica, etc.

¿Por qué la dimensión psicológica es tan importante para las ciudades inteligentes?

Como sociedad de la información y las comunicaciones (TICs), lejos de ser cada día más inteligentes somos más desconfiados. Es la desconfianza justo el elemento psicológico más significativo del comportamiento humano.

En realidad la desconfianza es un estímulo natural de los humanos, y lo domina la mente (el cerebro). Justo allí donde se aloja la glándula del miedo desde comienzos de la evolución humana. Entonces, la desconfianza siempre ha estado allí como parte de ese juego complejo de la vida.

Sin duda entonces, la desconfianza, el miedo,  es un síntoma que debe ser abordado desde la dimensión psicológica. Igualmente, nunca antes la sociedad ha necesitado más psicólogos como ahora.

Para co-Construir los entornos locales que nos merecemos como seres humanos, necesitamos cambiar de enfoque, pasar de la desconfianza a co-construir espacios de confianza, intercambios, relaciones sociales significativas. Pero, ¿Cómo lograrlo?.

El capital social como propulsor de la confianza, el intercambio y trabajo en equipo.

Para co-construir ciudades inteligentes por entornos locales necesitamos construir capital social. Nos referimos a un proceso infinito de relaciones humanas apalancadas y delineadas orgánicamente por reglas de juego claras para todas las partes, nos referimos a los principios y valores humanos.

Todo lo anterior significa, que el índice de capital social construido dentro de una ciudad inteligente, debe ser medido desde la co-Construcción de una variable emergente, nos referimos a los “Entornos Locales Inteligentes (ELI)” como impulsores de la ciudad Inteligente. Es en número de ELI dentro de una ciudad lo que nos va a permitir construir capital social, capital cultural, capital humano e infraestructura, etc.

Los entornos locales inteligentes y su importancia para co-construir ciudades inteligentes.

Un entorno local inteligente es un campo social donde coexisten seres humanos, marcas, productos y servicios. Es así como en ese campo social evoluciona caóticamente una dinámica socio económica incierta.

Para lograr impulsar el desarrollo social y económico, la sociedad moderna cuenta con las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (TICs).

Las herramientas TICs, representan una oportunidad para los nuevos aprendizajes significativos. Sin embargo, estos aprendizajes hay que organizarlos, de manera tal que la sociedad los encuentre útiles para mejorar sus niveles de vida.

Si una persona aprende a vivir mejor, vivir bien a través del uso de una herramienta tecnológica, estaremos dando un salto significativo hacia la sostenibilidad socio tecnológica, es allí justo donde el enfoque de las ciudades tecnológicas actuales tienen una gran falla conceptual y operativa.

La gente ya lo sabe las ciudades inteligentes por entornos locales no son más que un modelo de negocio muy rentable que las grandes empresas tecnológicas han desarrollado para vender sus innovaciones. Pero esas innovaciones hasta ahora están focalizadas a la producción de Ingeniería de objetos. El campo social queda entonces como un entorno de experimentación y observación permanente para “determinar” si las innovaciones son sustentables.

Los aprendizajes de los agentes representativos de los entornos locales inteligentes.

Lo que está planteado es volver al origen del campo social delimitado, nos referimos a los entornos locales. Y desde allí activar actividades de intercambio de relaciones económicas y sociales.

Si el uso de las TICs es una fuente viva de capital social y se logra trascender más allá de lo virtual, entonces el modelo de desarrollo socio económico de las ciudades inteligentes por entornos locales logrará en principio la sostenibilidad en estas dos dimensiones clave de la cotidianidad. El resto de la historia será ocuparnos del desencadenamiento del proceso de aprendizajes Socio Tecnológicos.

¿Cómo hacer entornos locales inteligentes?

Como primera tarea es ponerse de acuerdo sobre tal o cual temática.  Insistimos en que las ciencias sociales han llegado justo a tocar las necesidades de la gente. Necesitamos de la ayuda de los científicos sociales, con enfoques de investigación emergentes como el constructivismo. Si bien es cierto que el individualismo ha ganado terreno el último medio siglo, también es cierto que  es un camino insostenible para los seres humanos. Necesitamos aprender a hacer entornos locales inteligentes, y tenemos las herramientas TICs en nuestras manos.

Aprender a sacar provecho de las tecnologías que tenemos en nuestras manos.

Ciudades inteligentes por entornos locales

Hoy existen cientos de personas con sus teléfonos inteligentes en sus manos. Según la empresa consultora en marketing digital WebRivas, se estima que las personas apenas logran sacar provecho del diez por ciento de la carga tecnológica que tienen en sus manos. Un poco más del sesenta por ciento los utilizan para el ocio y el entretenimiento. Entonces, estamos ante un dantesco problema de educación tecnológica.

De lo que se trata hoy día es de, impulsar proyectos de activación de Entornos Locales Inteligentes. Conectar a dueños de empresas, negocios y profesionales inteligentes con consumidores que están necesitando de esas marcas, productos y servicios en esas mismas comunidades. Aprender a construir ciudades inteligentes desde Abajo es la tarea que si vale la pena emprender ahora.  Recodemos siempre la Ley de la Cosecha: El que siembra cosecha.

ESTRATEGIA DIGITAL
manténgase informado
para conquistar el éxito en Internet

Genial!

Revisa tu bandeja de correos.

Publicaciones relacionadas

Comunicación y gestión del cambio

Cómo crear una Radio Online paso a paso para tu ciudad

Catering Miami, ecología del entretenimiento

Rastreamos tus visitas a esta página para satisfacer tu experiencia de uso. Pulsa a continuación si estas de acuerdo. Leer más