Competencias TIC desde la dimensión pedagógica

Una perspectiva desde los niveles de empoderamiento de las TIC en la práctica educativa docente.

0 comentario
Competencias TIC desde la dimensión pedagógica

Desarrollar competencias y estándares TIC con el objetivo de transformar la práctica docente, es el desafío que enfrenta la educación moderna basada en la enseñanza de una educación de calidad y en el contexto de la sociedad de la información y el conocimiento.

A continuación se resumen las seis etapas de un proceso que da contexto a una propuesta de un modelo basado en competencias y estándares TIC.

De lo que se trata es que cualquier docente o institución pueda empoderarse del modelo propuesto para enfrentar este nuevo desafío educativo. Para lo cual, el docente o la institución deberán evaluar sus prácticas actuales o estrategias educativas con el uso de las TIC respecto a los estándares que vamos a describir a continuación.

Una vez que las partes interesadas en esta transformación, identifiquen y reconozcan su estado actual, podrán apoyarse con este modelo para desarrollar nuevas competencias. Las TIC son instrumentos psicológicos para delinear conductas en la sociedad, de allí su trascendencia.

A continuación las seis fases en referencia:

1.- Elementos del contexto:

Lo primero en este momento, es dejar claro que el uso de las TIC facilitan la elaboración y puesta en marcha de estrategias comunicacionales que transforman el proceso de enseñanza – aprendizaje.

La crisis sanitaria aceleró todo el proceso de cambio educativo y los docentes se vieron forzados a adaptarse muy rápidamente a las TIC.

El hecho de que el acceso a la información y el conocimiento haya mejorado significativamente gracias al Internet y el desarrollo de las TIC, no representa en sí mismo un aporte al proceso de enseñanza y aprendizajes significativos. Por el contrario, siempre va a depender del enfoque del docente y los objetivos académicos que se haya propuesto.

De hecho, los docentes de ahora corren el riesgo de ser sorprendidos por los alumnos en caso de presentar propuestas poco creativas que agreguen escaso valor diferencial en sus actividades de enseñanza – aprendizaje.

Los contenidos deben ser renovados permanentemente, pues los alumnos van registrando en las TIC sus aprendizajes, poniéndolos de acceso libre a las nuevas cohortes de estudiantes. Esa es una realidad que genera una presión enorme a los docentes en la actualidad.

Esta nueva realidad también plantea el desafío de la actualización de la base de conocimientos a aquellos alumnos un poco atrasados en el uso de las TIC, fenómeno que está ligado a la pobreza.

Estos nuevos desafíos de los docentes, los obliga a prepararse al mismo ritmo en que evolucionan las TIC, para lo cual la reflexión permanente, la discusión con sus colegas docentes, alumnos y representantes es fundamental para evaluar y actualizar la estrategia digital.

Lo que se ve hoy en la mayoría de las instituciones, es la movilización de los contenidos desde su práctica cultural actual al entorno digital sin apenas sufrir una evolución importante. Por lo que estamos muy al principio de todo.

La formación profesional docente en Venezuela en el ámbito de las TIC es precaria. Y tenemos conciencia que será un proceso constructivo donde todas las partes interesadas deberán participar.

2.- Lineamientos del modelo de competencias y estándares de TIC

Lo que se propone, es una aproximación al funcionamiento del nuevo proceso de enseñanza – aprendizaje con la incorporación de las TIC como herramientas y nuevas competencias de creación de contenido.

En Venezuela aún estamos en esta fase de integración que consta de la producción, publicación y comunicación de contenidos.

El momento de “Investigar para transformar” está alineado al espíritu de los tiempos actuales. De manera que podamos identificar las competencias de los docentes, desarrollar nuevas capacidades y descubrir aquellos elementos clave generadores de nuevos aprendizajes.

¿Cuáles son las competencias en la dimensión TIC?

Las tres competencias clave son: Diseño, implementación y evaluación de entornos digitales educativos gestionados a través de las TIC. 

El objetivo es empoderar al educador de nuevas capacidades para planificar y organizar elementos que permitan la construcción de escenarios educativos apalancados en el uso de las TIC.

El empoderamiento sigue un proceso en primer lugar de Integración de las TIC en las prácticas educativas en cuanto a la producción de contenidos, la comunicación a las partes interesadas y finalmente la transmisión de la información. En segundo lugar, la reorientación en el sentido de optimizar el proceso de enseñanza – aprendizaje y finalmente la evolución, todo basados en tres categorías nucleares como lo son: Conocer, Utilizar y Transformar.

Por lo novedoso del enfoque educativo basado en las TIC, lo que se está planteando es que los educadores pongan en práctica su creatividad para co-crear escenarios de aprendizajes, los cuales al mismo tiempo serán objeto de investigación y desarrollo para crear nuevo conocimiento y el mejoramiento continuo de la práctica educativa bajo entornos digitales

3.- Competencias y estándares TIC desde la dimensión pedagógica.

El empoderamiento de las TIC en el entorno educativo venezolano ha sido caótico. Los educadores no estaban muy convencidos sobre la trascendencia del cambio tecnológico.

Si bien es cierto que el Estado Venezolano ejecutó inversiones en centros de computación para escuelas, liceos, universidades, dotó de canaimitas PC y tablet tanto al personal docente como a estudiantes, en su mayoría el personal técnico encargado del proceso de implantación falló en la capacitación hacia los docentes y estudiantes.

Entonces, el desarrollo de estas competencias sobre las TIC para el cuerpo docente y estudiantes en referencia a hardware, software y creación de contenido no llegó a tiempo, dando lugar a que los alumnos, esa generación “Z” se empoderaran de estas nuevas tecnologías de una manera caótica que hoy vemos con un enorme desequilibrio entre contenido basura y contenido de buena calidad.

En este contexto, ahora se propone una ruta formativa con recursos, estructura y estándares de calidad para dar respuesta a la problemática. 

En este contexto, el proceso de integración de las TIC es multidimensional. Sin embargo, nos centraremos en la dimensión pedagógica y su capacidad para generar aprendizajes significativos, el desarrollo de un pensamiento crítico de los alumnos y la evaluación integral del nuevo modelo educativo basado en el uso intensivo de las TIC.

Sin embargo, aún vemos un problema medular en cuanto a la estandarización de estructuras impuestas de arriba hacia abajo. Incluso en el presente documento objeto de análisis.

Como puerta de entrada al sistema, cierto que necesitamos una base de conocimiento y de arranque y algunas normativas preestablecidas. Pero hasta allí.

Es importante reconocer las experiencias de otros países donde la planificación y la puesta en marcha del proceso de empoderamiento de las TIC en el entorno educativo ha funcionado mejor.

Como ya se ha mencionado en los lineamientos operativos del presente modelo de empoderamiento de las TIC en el entorno educativo, la propuesta de trabajo se enfoca en la planificación de las actividades que deberán desarrollar los docentes en base a sus competencias y tomando como base los estándares de calidad sugeridos en el programa.

4.- Sentido y uso de los estándares.

Nunca comenzamos de cero. Siempre hay algo como punto de partida. Y es por esa razón que las competencias TIC y los estándares de calidad prefigurados buscan apoyar a las instituciones educativas y a sus docentes en esta etapa crítica del proceso.

La ruta formativa propuesta persigue que los docentes logren:

  1. Reconocer expectativas
  2. Identificar necesidades
  3. Planificar estrategias y producir contenidos

En ese orden, la ruta de formación implica cinco fases:

  1. Valoración del nivel de empoderamiento de las TIC
  2. Reflexión y acción: Registro y gestión del conocimiento producido
  3. Acompañamiento de prácticas educativas
  4. Revisión y control de los resultados
  5. Sistematización de prácticas educativas

Los estándares en sí, es esa parte metodológica propuesta desde el conocimiento pedagógico producido. Es esa estructura que ya ha funcionado en otros contextos educativos y por tanto facilita su implementación disminuyendo significativamente la curva de aprendizaje.

5.- Método de evaluación de prácticas docentes a partir de los niveles de empoderamiento. 

El modelo de empoderamiento del uso de las TIC es útil tanto para planificar como para elaborar las estrategias para el mejoramiento de la práctica docente apalancadas en el uso de las TIC. Una vez que se han desarrollado las actividades, se hace necesario evaluar el impacto y el aporte significativo a la producción de conocimiento.

Se trata entonces de identificar los elementos clave subyacentes que permitieron tales resultados, en especial los casos de éxito. Para lo cual se elaboran instrumentos para registrar los datos y luego darles un tratamiento o procesamiento.

Estos instrumentos se aplican a grupos de interés como: docentes, estudiantes, contenidos, y diversas fuentes de información.

Si bien es cierto que el paradigma preferido para la producción del conocimiento en estos contextos pedagógicos es el cualitativo por la riqueza de la información que genera, también es cierto que para efectos de plausibilidad de la ciencia debe incorporar elementos cuantitativos como por ejemplo la estadística descriptiva o la no paramétrica.

El fin último del método de evaluación de prácticas docentes consiste en producir nuevo conocimiento en cada ciclo de intervención o ciclo educativo.

Con esto se persigue entrar, en un proceso de mejoramiento continuo. Es esa búsqueda por el descubrimiento y mejoramiento del proceso de enseñanza aprendizaje basado en el uso de las TIC.

6.- Alcance y limitaciones del modelo

La incorporación de las TIC al proceso educativo es un proceso novedoso y riguroso de transformación de la práctica docente. A su vez, representa un desafío de los maestros y profesores quienes tienen al frente a alumnos empoderados en el uso de las tecnologías de la vida.

El modelo analizado hasta ahora es coherente con las propuestas de formación por competencias del docente actual. Y aborda el aprendizaje desde su enfoque tradicional del: Saber ser, hacer, conocer y convivir. Despertando a su vez, el interés por el ejercicio del criticismo como cultura pertinente para la producción de nuevos conocimientos.

Los docentes podrán determinar en qué nivel de empoderamiento de las TIC se encuentran y desde allí identificar las oportunidades de mejora de su proceso de enseñanza aprendizaje.

El proceso de investigación acción se vislumbra como una alternativa pertinente en la fase de evaluación, debido a que permite registrar el proceso evolutivo e identificar los elementos clave subyacentes para alcanzar el éxito en la implantación del uso de las TIC en cursos, grados, etc.

Usar el modelo propuesto de empoderamiento TIC, conlleva a una disminución de la curva de aprendizajes y por tanto de los costos de su aplicación en entornos educativos.

En conclusión, como lo hemos mencionado en este resumen, el escenario ideal en el proceso de empoderamiento del uso de las TIC en entornos educativos, es consolidar ciclos de aprendizajes, generar nuevo conocimientos a través de la etapa de evaluación y optimizar permanentemente los procesos de enseñanza aprendizaje y la práctica docente.

Competencias TIC desde la dimensión pedagógica

Competencias TIC desde la dimensión pedagógica

Deja un comentario

[script_28]

Rastreamos tus visitas a esta página para satisfacer tu experiencia de uso. Pulsa a continuación si estas de acuerdo. PULSAR Y ACEPTAR Leer más

Política de privacidad y manejo de datos
Recuerdalo, estamos aquí para apoyarte!