El rebranding y cómo utilizarlo para reimpulsar tu imagen de marca?

por Carlos Rivas
0 comentario
estrategias de marketing digital
El rebranding

El rebranding

Las empresas o comercios en el entorno fisico o virtual, necesitan estar actualizados y al tanto de lo que sucede en su mercado. Adaptarse es la estrategia perfecta para no perder clientes. En este proceso de reingeniería constante entra en juego un término que se está haciendo bastante popular: el rebranding.

¿Qué es el rebranding?

El rebranding es el cambio de nombre o marca, ya sea realizando una variación del original o cambiando por completo a uno nuevo.

Esto no solo implica la modificación del término que nos definía, sino tambien cambios de logotipo, diseño, textos, tipografía, maneras de trabajar, etc. En definitiva, ¡es poner en entredicho lo que veníamos haciendo hasta ahora!

¿Cuándo se suele hacer el rebranding?

En la gran mayoría de los casos se opta por hacer un lavado de cara total cuando la empresa siente que ha cumplido un ciclo, está estancada o muy inferior respecto a su competencia. También se suele hacer el rebranding cuando la estrategia de crecimiento y ventas no consigue atraer y fidelizar a los clientes esperados.

De forma más esporádica también podemos encontrar casos de negocios que poco a poco se han ganado una mala fama y reputación y quieren empezar de cero.

 


[ulp id=’oN6pp41mnS72Zxji’]

¿Cómo utilizar el rebranding de manera lógica para tu marca?

 

Dar un giro de 180 grados no es una tarea sencilla y, por supuesto, tiene muchos factores de riesgo.

Debes tener en cuenta las metas conseguidas que puedes perder y el esfuerzo que deberás invertir para hacer todos los cambios. Una vez lo tengas claro, ¡manos a la obra!

Para hacer el rebranding bien y de forma eficaz, es importante primero estudiar la situación actual. Te ayudará si te planteas las siguientes cuestiones:

 

¿Tu marca está estancada? Si estás en pleno crecimiento quizás no te convenga hacer un cambio, ya que despistarás a los clientes que ya has ganado. Si realmente te encuentras en un punto de no avance, podría ser una buena opción.

¿Has planificado bien tu estrategia y modelo de negocio? Si realmente piensas que sí, que todo el esqueleto de tu plataforma está listo para triunfar, quizás lo que falle es la marca, la visión que estás haciendo llegar al público. Un buen rebranding podría ser la única solución.

 

Reflexiona y estudia bien ambos puntos. Si finalmente estás convencido de que necesitas hacerlo, te voy a dar una serie de consejos que te vendrán muy bien. ¡Prepara papel y lápiz!

Algunas tácticas que te serán de ayuda para aplicar el recbranding

Estudia a tu competencia: fíjate tanto en el diseño, la imagen y las tipografías como en la estrategia que siguen para captar clientes. No copies, simplemente observa para sacar buenas ideas y ver qué es lo que está funcionando de verdad en tu sector.

Prueba sin miedo: experimenta sin temer cometer errores. Es lo bonito del rebranding: probar todo tipo de combinaciones hasta dar con una que de verdad te apasione.

Escucha a tus clientes: ellos mejor que nadie te dicen lo que quieren y lo que les gustaría. Presta atención a sus peticiones, quejas y deseos. ¡Ellos mandan!
Pide opinión: cuantas más personas te den su opinión, más puntos de vista tendrás, lo cual te ayudará a decidirte. No cometas el error de trabajar tu solo o con un equipo reducido de personas.

En definitiva, el rebranding es una manera muy buena de renovar tu marca con éxito y relanzarla como un cohete, pero nadie dijo que fuera un proceso fácil, ya que requiere estudiar detenidamente el mercado y sus posibilidades e invertir tiempo y también dinero.

¿Alguna vez has hecho rebranding? ¿Tienes pensado hacerlo? ¡Comparte conmigo tu experiencia o tus dudas en el apartado de comentarios! ¡Mientras tanto, seguiré trabajando para ofrecerte algunas tácticas y estrategias que pueden ser útiles para ti.!

 

 

Te recomendamos leer también